¿Dónde almacenamos el agua?

El agua del cuerpo humano no se encuentra retenida en ningún depósito, sino que se reparte por los diferentes órganos, en mayor o menor proporción. Incluso el esmalte de los dientes –el tejido más mineralizado del cuerpo humano- contiene un 2 % de agua. Las uñas, cuya composición es similar a la de las pezuñas o las cornamentas animales tienen un 12 % de humedad, y en el pelo la humedad puede alcanzar el 30 %. 



Para conservar la salud es imprescindible mantener los equilibrios químicos que soportan las relaciones bioquímicas de las diferentes células y órganos del cuerpo, -lo que se conoce como homeostasis- y una hidratación suficiente es el fundamento básico para alcanzar este equilibrio.

El contenido en agua del cuerpo varía entre hombre y mujeres pues en los hombres la mayor musculación relativa tiene como consecuencia un mayor contenido en agua. El cuerpo de una mujer con peso idéntico contiene aproximadamente un 10 % menos de agua.