El ciclo del agua

El agua de los mares se evapora, se condensa en nubes, y se congela y nieva o llueve, empapando la tierra, llenando los ríos y de nuevo el mar. El agua está siempre en movimiento, renovándose. A este permanente movimiento se le conoce como ciclo geológico del agua


Cada gota, cada molécula de agua tiene su particular historia que contar, pero de forma estadística, una molécula de agua evaporada en la atmósfera vuelve a precipitar al cabo de semana y media, y una vez llega a un río tarda por término medio dos semanas en llegar al océano a un lago.  A este periodo de tiempo que una molécula de agua promedio permanece en la atmósfera, en los seres vivos, en los glaciares, etc,  se le conoce como tiempo de residencia.