Las tecnologías del agua

La Historia Antigua ordena la evolución cultural humana por sus artefactos más comunes, aquellos que por ser más resistentes mejor han llegado hasta nosotros. Así, una división fundamental se establece entre Paleolítico y Neolítico, literalmente "Vieja-piedra" y "Nueva-piedra" y ya más tarde la edad de los metales: Calcolítico o "Cobre-piedra", también conocido como "Edad del Cobre", y las siguientes "Edad del Bronce" y "Edad del Hierro". Estas nomenclaturas, sin embargo, no deben hacernos olvidar que el proceso civilizador también tuvo una evolución en las tecnologías de gestión del agua, tanto o más determinantes que aquellas otras para las culturas y civilizaciones que idearon aquellos logros.