Los riesgos de la deshidratación

Una pérdida de agua superior al 11 % del peso corporal pueden ser muy peligroso, fallo renal y/o por incapacidad del volumen sanguíneo para circular con normalidad, pero sin llegar a alcanzar este límite de resistencia vital, la deshidratación provoca toda una serie de graves perjuicios para la salud.

Hay que tener en cuenta también que bebés, ancianos, embarazadas y deportistas o personas sometidas a esfuerzos físicos o bien obligadas a trabajar en ambientes cálidos son grupos de riesgo de sufrir deshidratación.